06 septembre 2015

SOY EL SEÑOR LOBO. SOLUCIONO PROBLEMAS

En la cena me sentí como si mi tranquilidad de ánimo fuese Sarajevo asediado por los serbios. Un puente dental se me desmoronó en el interior de la boca, con el dramatismo y la trascendencia histórica del Puente Viejo de Mostar. Estaba paseando la Ría de Ribadeo por las papilas gustativas  por medio de un sargo pescado horas antes cuando sentí el estruendo de cientos de piedras labradas siglos atrás cayendo dentro de mí. El sabor a marea alta se trastocó hacia el amargor de una nube de tierra en polvo. Es el anuncio tétrico de... [Lire la suite]